¿Qué es el ecofeminismo?

3355390825_03283a3e22_z

El ecofeminismo es una corriente del feminismo que se define por la relación que se establece entre la doble dominación patriarcal  hacia las mujeres y hacia  la naturaleza. Su surgimiento se sitúa en los años 70, situándose en las utopías literarias de estos años, en las cuáles se describe una sociedad en la que las mujeres viven sin opresión, dando como consecuencia la construcción de una sociedad con democracia, ecológica, descentralizada, no jerárquica, no militarizada, y en la que prevalece el uso de tecnologías con más respeto con el medio ambiente.[1]

Debido a la heterogeneidad presente en el movimiento, no podemos hablar de ecofeminismo en singular, sino de ecofeminismos. Sin embargo, tal como señala Olaya Fernández Guerrero[2] se pueden señalar algunos aspectos comunes a todo el pensamiento ecofeminista: en primer lugar, la aplicación de la perspectiva de género al problema de la crisis ecológica; en segundo lugar, y como consecuencia de este enfoque, el ecofeminismo sostiene como tesis central la conexión entre la dominación de las mujeres y la dominación de la naturaleza no humana.

Uno de los referentes en el ámbito de los ecofeminismos en nuestro país es Alicia Puleo. Esta autora, doctora en Filosofía Moral y miembro de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid, describe lo que el movimiento feminista aporta al ecologismo[3]:

El ecofeminismo aporta a la mirada ecológica claves relacionadas con las diferencias de construcción de género. Muestra la importancia de reconocer las aportaciones de las mujeres a una nueva cultura de la sostenibilidad que tenemos como asignatura pendiente. Por un lado, se trata de visibilizar a las mujeres tanto en sus actuaciones ecológicas cotidianas y anónimas como en las científicas o humanísticas; por otro, de valorar prácticas del cuidado históricamente femeninas que hoy se revelan indispensables para todos si queremos un mundo que merezca la pena de ser vivido.

En el siguiente video, Yayo Herrera ahonda un poco más en este tema, a partir de las respuestas que el ecofeminismo aporta a la crisis:

Anuncios