Finanzas éticas

dineroetico

Las finanzas éticas o la banca ética es una herramienta importante del
modelo de la democracia económica. Con la tendencia económica imperante
los proyectos no se realizan gracias a una valoración racional que tenga
en cuenta el beneficio de todas las personas, la eficiencia energética o
la renovación de los ecosistemas. Asumimos que las decisiones deben
estar en manos de personas que han acumulado mucho dinero, sin
preguntarnos tampoco como han obtenido esa acumulación simbólica de
poder, muchas veces fruto de la desigualdad histórica. Aún en plena
crisis sigue habiendo personas que se preocupan por la prima de riesgo
como si fuera un índice fidedigno de la economía real, por ejemplo, un
volumen de cereales disponibles o el nivel de radiación solar. Cuando
esa cifra es en realidad una de tantas expresiones de un casino global,
en las que pocas personas tienen acceso a las técnicas económicas, que
en ocasiones les permiten crear dinero de la nada. Lo lamentable es que
muchas más personas tienen sus mismos valores y también quieren jugar a
ese juego de la explotación a pequeña escala, consiguiendo muy poco en
comparación a todo el daño que hacen. Son ciertas mayorías las que le
dan un valor al dinero, que el dinero no tiene, y permiten así que esa
injusta estructura económica se haga realidad.
Afortunadamente, cada vez hay más personas capaces de rechazar discursos
aparentemente inocentes y legítimos, como el de “deja que tu dinero
trabaje por ti”, y que quieren construir una economía real. Ahora ya
podemos crear grandes cooperativas que sirvan para cubrir nuestras
necesidades, sin ánimo de lucro, eficientes y sostenibles, con nuevas
formas de financiación. Nos estamos apropiando de las técnicas
económicas, pero haciéndolo de una forma transparente y racional. No
empezamos de cero, hay iniciativas con decenas de años de experiencia,
como la banca JAK en la que participan unas 40000 personas y que mueven
una economía de cientos de millones de euros, pero sin cobrar intereses
por el dinero que se presta. Ya hay gente iniciando el proyecto en España.
En Granada el Fondo de Solidaridad lleva más de 30 años contribuyendo a
nuestra comunidad y ahora apoyan el proyecto FIARE Banca Ética, una
cooperativa de crédito que este año podrá dar servicios como cualquier
otro banco, pero que servirá para financiar proyectos de la economía
social, y no para especular o financiar a la industria armamentística.
Cuantas más personas confíen en estas redes económicas, más grandes
podrán ser los proyectos financiados y más problemas de nuestra sociedad
se podrán solucionar.
No debemos conformarnos con ridículas falsas ganancias que al final no
nos llevarán a nada. El dinero es un medio de intercambio y no un fin en
sí mismo. Sólo podremos ser de verdad felices si sabemos que no estamos
explotando a otras personas y es poco lo que vamos a obtener apoyando
una maquinaria económica creadora de pobreza. La auténtica riqueza se
obtiene del conocimiento, el cual es creado por las personas con pocos
recursos materiales. Apoyando el conocimiento libre que nos ha ofrecido
herramientas sorprendentes como el crowd funding, es como obtendremos
mayor calidad de vida, más salud y bienestar.
Puedes conocer más sobre finanzas éticas, viendo uno de los últimos
programas de Documentos TV.

Anuncios